viernes, 19 de diciembre de 2014


Las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, previstas para el 29 y 30 de noviembre en la Finca de Osorio, afectadas por el temporal que azotó Canarias.
Este año 2014, las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, sufrieron también las consecuencias de la borrasca que afectó al archipiélago canario a finales de noviembre. La alerta decretada por la autoridades autonómicas, determinó que el Cabildo de Gran Canaria, propietario de la Finca de Osorio, decidiera suspender todas las actividades programadas en este espacio durante el fin de semana del 29 y 30 de noviembre.
Aun así, se recolectaron setas, que en general se mostraban enchumbadas por la gran cantidad de agua caída durante dicha semana, y al menos se pudo acudir a la Oficina de Correos de Teror, en el número 4 de la calle Santa María, del casco de la villa, a obtener el matasello conmemorativo especial diseñado al efecto. Centenares de solicitudes han ido llegando a estas dependencias postales, tanto de las islas, como de fuera del Archipiélago, muestra del interés que despiertan estas iniciativas. También estuvo presente en la oficina terorense la diseñadora del cartel de las Jornadas y del matasello conmemorativo, Palma Christian Martínez, que quedó muy satisfecha del resultado final de su propuesta.
La obliteración de los distintos efectos, quedó en esta ocasión de manos del funcionario de Correos D. Abelardo García Travieso, que desarrolló su trabajo con maestría y una excelente disposición. En este sentido, es de destacar la excelente colaboración que hemos encontrado en el personal de esta oficina, siempre dispuestos a facilitar las cosas y atender nuestras solicitudes. Algo que en general, encontramos en los diferentes departamentos de este servicio público que es Correos, y que la ola neoliberal de la carroñera gaviota, también quiere privatizar. En este sentido, vaya todo nuestro apoyo al personal de Correos, para que este servicio que es de todos, siga siendo público y no un privado negocio, para cuatro amiguetes, de lo que tenemos sobrados ejemplos.

En cuanto a las Jornadas, lástima que el “mal tiempo”, que en no pocas ocasiones hayamos reclamado para que aparezcan las setas, alterara sensiblemente la programación prevista, restándole brillantez o sencillamente impidiendo el desarrollo de las diversas actividades. En los aspectos relativos a la promoción, es de agradecer a Canarias 7 la publicación de un amplio reportaje en su edición del miércoles 26 de noviembre, en tanto que distintos miembros de la Sociedad Micológica de Gran Canaria y del Grupo Filatélico y de Estudios de la Naturaleza de Gran Canaria Cantarela, atendieron las llamadas de diversas radios. 













UN ENCUENTRO CON EL MUNDO DE LAS SETAS.
- La Finca de Osorio acoge las Jornadas Micológicas de Gran Canaria.
R. Naranjo
Un año más, la Finca de Osorio, en Teror,  será el lugar donde podremos acercarnos al mundo de las setas, a través de las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, a celebrar entre el sábado 29 y el domingo 30 de noviembre,  y que organiza la Sociedad Micológica de Gran Canaria, con la colaboración, entre otras instituciones  y colectivos, del Cabildo Insular.
Entre las diversas actividades que se reunirán en este encuentro, destaca la ya tradicional exposición de setas, recolectadas a lo largo de toda la isla. Precisamente las precipitaciones que vienen acompañado este otoño,  han favorecido su presencia, lo que permite aventurar que serán abundantes las que se puedan contemplar en esta muestra.
La Finca de Osorio, dentro del Parque Rural de Doramas, es un espacio de gran valor natural, que alberga una importante biodiversidad, particularmente relevante en el campo de la micología. De los trabajos de investigación desarrollados en este lugar por el biólogo Vicente Escobio, se ha podido determinar la existencia de casi dos centenares de especies diferentes de hongos. Estas peculiares características lo hacen el espacio idóneo para el desarrollo de estas Jornadas, que reúnen la investigación científica y la divulgación.  
Amplia actividad investigadora.
Pero el territorio donde desarrolla su labor  la Sociedad Micológica de Gran Canaria, no se reduce a esta zona, ni tampoco a la isla redonda. En los últimos años se han venido desplegando trabajos de investigación, en colaboración con otras Sociedades y personas de dentro y fuera del Archipiélago. De hecho, esta labor investigadora ha supuesto añadir más de 300 especies, no citadas hasta la fecha, al catálogo de hongos de Canarias. Según afirma el presidente de esta Sociedad, el biólogo Vicente Escobio, solo para la isla de El Hierro se han citado 130 nuevas especies de hongos y en Gran Canaria 108.
De relevante interés ha sido el trabajo desarrollado en torno a los hongos hipogeos, dando lugar al descubrimiento de nuevas especies para la ciencia, en algunos casos, endémicas del Archipiélago, como Terfezia canariensis.  Conocidas también como “trufas del desierto”, en Canarias reciben diversos nombres según la isla (criadas, papas crías, nacidas, …),e incluyen distintos géneros y especies hipogeas, que se desarrollan simbióticamente en las raíces de algunas plantas, con una amplia representación en zonas áridas y semiáridas del Mediterráneo, África y Asia.


MATASELLO CONMEMORATIVO CON OCASIÓN DE LAS XXIII JORNADAS MICOLÓGICAS DE GRAN CANARIA.
Las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, contarán un año más con un matasello conmemorativo especial, como ha sucedido en ediciones anteriores. En esta ocasión el motivo del matasello es la lograda reproducción de una imagen microscópica de una espora del hongo Terfezia spp., obra de la ilustradora científica Palma Edith Christian Martínez. También es suyo el diseño del cartel de estas Jornadas, que servirá para el sello personalizado, Tu sello, que acompañará a este matasello. La Oficina Temporal de Correos se establecerá en la Casa de la Finca de Osorio,  el sábado 29 de noviembre, de 10 a 13 horas.
Dentro del programa de las Jornadas se incluye una pequeña exposición que muestra Las setas en la filatelia, como forma de divulgación. En este sentido, ha jugado  un papel significado la filatelia, con la solicitud de cuatro matasellos conmemorativos especiales, así como de diferentes sellos personalizados, que han contribuido al conocimiento y difusión de la micología. Ilustradores y artistas como Manolo Cardona, Pepe Dámaso, Suso Morgan o Gustavo Méndez, han prestado su colaboración desinteresada a lo largo de estos años. Por su parte, Correos presta toda su cooperación para que la Oficina temporal funcione de forma puntual y eficiente, atendiendo a los numerosos visitantes que acuden a este rincón verde de la villa de Teror. A destacar, que en la práctica y por desgracia para los amantes de los sellos, esta es la única actividad filatélica al público que se celebra en la isla y la provincia, puesto que en los últimos años, no ha habido más solicitudes de matasellos conmemorativos especiales o exposiciones, que las realizadas por el Grupo Filatélico y de Estudios de la Naturaleza de Gran Canaria Cantarela.

El cartel de las Jornadas, una pequeña obra de arte.
El cartel de las Jornadas Micológicas es obra de la ilustradora científica Palma Christian y presenta precisamente uno de los hallazgos científicos de la Sociedad Micológica de Gran Canaria: la nueva especie Terfezia canariensis, mostrando el “regaño”, es decir el pequeño abultamiento que aparece en la tierra, sobre este hongo hipogeo, y se acompaña de la planta a la que aparece asociada, el turmero (Helianthemum canariensis).   


 
En su número de noviembre, El Eco Filatélico y Numismático ha dedicado un espacio para dar una reseña de las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, en su vertiente filatélica.




miércoles, 3 de septiembre de 2014


Un sello para el centenario de Nicolás Estévanez
El 19 de agosto de 1914 fallecía en la capital francesa el escritor, militar y político republicano, Nicolás Estévanez Murhpy, y con motivo de dicho centenario, Correos ha autorizado la emisión de un sello conmemorativo. De esta forma, el Grupo Filatélico y de Estudios de la Naturaleza de Gran Canaria Cantarela, se suma así a los diferentes actos programados para homenajear a esta destacada personalidad isleña. El efecto postal, diseñado como en otras ocasiones por Gustavo Méndez,  presenta un retrato de Estévanez, sobre el fondo de una bandera canaria, donde pueden leerse algunos versos de una de sus composiciones poéticas más conocida: Canarias. El valor de uso como franqueo,  es el equivalente para una carta normalizada de 20 gramos, que atendiendo a la tarifa actual equivale a 38 céntimos de euro. De esta forma, se ofrece una posibilidad más de dar a conocer de forma generalizada a este personaje, pues las cartas franqueadas con este sello personalizado, pueden llegar a cualquier rincón del planeta.
El poeta que reivindicó como Patria “la dulce, fresca e inolvidable sombra” del almendrero de su infancia, nació en Las Palmas de Gran Canaria el 17 de febrero de 1838, pasando luego su niñez y adolescencia en el lagunero barrio de Santa María de Gracia. Su pensamiento da forma a una manera de entender Canarias, superando los estériles enfrentamientos insularistas, en tanto que su forma de actuar a lo largo de su trayectoria personal y profesional, se caracterizó por la coherencia y el compromiso revolucionario. Ciudadano ejemplar y de profundas convicciones democráticas, tras el fracaso del sueño republicano, vivió sus últimos años en París, donde falleció, y sus cenizas fueron depositadas en el cementerio de Pére Lachaise.
Aunque el Parlamento de Canarias formuló el día 20 del pasado mes de marzo un homenaje en forma de “declaración institucional”, lo cierto es que los actos y actividades organizadas a nivel institucional pecan por su ausencia. Y ello pese a que la “declaración” aprobada, se afirma que “Nicolás Estévanez Murphy es un “orgullo y ejemplo para todos los canarios”, en tanto que  “los grupos parlamentarios con presencia en esta Cámara expresan su plena adhesión a los actos conmemorativos del centenario de su muerte y la voluntad de difundir su vida y su obra entre las nuevas generaciones”. La Asociación Cultural “Desde la sombra del almendro”, viene centralizando desde una Comisión Organizadora,  todas las actividades que se organicen  para conmemorar esta figura fundamental, imprescindible para entender la historia contemporánea de Canarias y del Estado español.






sábado, 8 de marzo de 2014


POR LA FILATELIA HACIA DIOS…
- Una opinión sobre el sesgo adoctrinador de las actuales emisiones de Correos en el Estado español.
Los humoristas de aquella “revista más audaz, para el lector más inteligente” que era La Codorniz, jugaron con la imagen de uno de los cuadros más famosos de Goya, el de la maja que más nos gusta a todos, colocándola en un recreado efecto postal al que añadieron el inocente texto de “Correos españoles”. Sin embargo, mucho antes de que los ingeniosos humoristas de La Codorniz diseñaran su particular versión de la obra del pintor aragonés, en el año 1930 salió a la calle una serie postal de dieciocho sellos, la Quinta de Goya en la Exposición de Sevilla,  con tres valores de 1, 4 y 10 pesetas,  dedicados a la Maja desnuda. No hay constancia de que en ello influyera su católica majestad don Alfonso XIII, conocido amante de la pornografía, el cual autorizó dicha emisión para sufragar los gastos de un pabellón en la Exposición Iberoamericana en la capital hispalense. La emisión fue un éxito de ventas, pero lo cierto es que esta primera representación de un desnudo femenino en un sello, levantó, al menos polémica, y hasta la Unión Postal Universal quiso procesar al correo español por inmoral.
Sin duda, un servicio tan fundamental como el correo ha cambiado radicalmente, e incluso cuesta encontrar sellos en las Oficinas postales y apenas son objeto de un coleccionismo cada vez más minoritario. No obstante, pocas cosas como un efecto postal para identificar la imagen, la “marca” de un país, en el pasado y en el presente. En la dictadura franquista, el sello de Correos se convirtió en un elemento más de “agitación y propaganda”, con la representación de la imagen del dictador, cambiante a lo largo de los años, como camaleónicamente se transformó el régimen, así como de la parafernalia que le acompañaba. De esta forma, a lo largo de estos años los valores dedicados a la religión católica superan los 300. Todo ello, como señala Luis Benito García Álvarez en un artículo de la revista Historia Contemporánea[*], atendiendo a que “la dictadura promovió, en fin, una simbología palpable en todos los ámbitos, en la que se subraya su particular búsqueda de la hispanidad católica; y el catolicismo se convirtió en el pegamento que logró aglutinar a todos los sectores sublevados, especialmente a la hora de presentar una golpe de Estado como una cruzada religiosa protectora de la civilización cristiana contra la “barbarie roja””. Señala finalmente García Álvarez en las conclusiones de este trabajo, que “se trata, pues, …, de una filatelia falseadora, adulatoria y exaltadora que excluye cualquier referencia a valores o personajes de la tradición liberal o democrática del país y que hará referencia constante a los principios reaccionarios en que se fundamentaba el régimen”.
Tal vez por ello no resulte extraño que en este posfranquismo que padecemos, comprobar que para este año 2014, los gustos del diseño postal hispano parecen tomar un Camino, nunca mejor dicho, más próximo al nacionalcatolicismo que contamina leyes aprobadas o por aprobar. Téngase en cuenta además que el Ministerio del Interior no dudó en condecorar a la Virgen del Pilar, en tanto que el propio Ministro solicitó la intercesión de Santa Teresa de Jesús en estos rudos tiempos. O la también Ministra Báñez, no tuvo el menor reparo en encomendarse a la Virgen del Rocío para aliviar las listas del paro. Por todo ello, no debe sorprender que solo en el primer trimestre del año que llevamos apenas estrenado, Correos anuncie la emisión de un sello conmemorativo del VIII Centenario de la peregrinación de San Francisco de Asís a Santiago de Compostela y recuerda el paso del franciscano por España, en 1214, impartiendo el Evangelio. Otro dedicado al 400 aniversario de la Cofradía  de Ntra. Sra. de la Virgen Blanca. También hay uno más dedicado a Fray Junípero Serra, del que se conmemora el 300 aniversario de su nacimiento y allá por el mes de marzo, dentro de la serie personajes, sendos sellos dedicados a Juan XXIII y Juan Pablo II.
Puede que haya quien considere que aún son pocos, pero deben de tener en cuenta que si eso es apenas en un trimestre, quedan nueve meses más, como ese embarazo obligatorio que Gallardón nos quiere imponer, para seguir echando mano del santoral para iluminar los sellos de correos, que más bien recuerdan sagradas estampitas. Pero ante tanta anhelada mediación del más allá para salir de esto que llaman crisis del más acá, si como andan pregonando algún día llega la “recuperación”, eso de los brotes verdes y la luz al final del túnel, no habrá sido fruto de esas “reformas” (derribo del llamado Estado del bienestar), sino puro milagro sobrenatural.



[*] García Álvarez, L. B. (2010). “Las representaciones de la filatelia franquista”, Historia Contemporánea 40: 217-245.
  
En su afán de remarcar el nacionalismo español, paradójicamente el diseño de este pliego de la “MARCA ESPAÑA” en realidad dibuja una senyera. 



viernes, 21 de febrero de 2014


  
UN SELLO DEDICADO AL POETA AGUSTÍN MILLARES SALL, EN EL DÍA DE LAS LETRAS CANARIAS 2014.
Un sello de Correos, con el retrato del escritor Agustín Millares Sall, servirá para homenajear a este autor grancanario, a quién se le dedica este año el Día de las Letras Canarias, que se viene celebrando cada 21 de febrero desde el año 2007. La imagen seleccionada para el sello personalizado, Tu sello, se desarrolla a partir de tonalidades rojas, y se acompaña de  los dos primeros versos del conocido poema No vale, de su libro publicado en 1964, Habla viva, sin duda una de sus composiciones más recitada y versionada por diferentes intérpretes musicales.
Se da la circunstancia de que precisamente Agustín Millares fue también un amante de la filatelia, a la que dedicó sus ratos de ocio, llegando a atesorar una interesante colección, según señala su hijo el historiador y profesor, Sergio Millares Cantero, que compartió con su padre esta afición en los años de niñez.  Precisamente la familia del escritor facilitó el material fotográfico necesario, a partir del cual el creativo Gustavo Méndez ha llevado a cabo el diseño del sello de correos personalizado, que servirá para dar a conocer de otra forma, la obra de este autor isleño a lo largo de todo el mundo.
Agustín Millares Sall (Las Palmas de Gran Canaria, 1917-1989) es uno de los autores que llevó adelante la llamada “poesía social” en Canarias. Su militancia política le significó sufrir la persecución durante la dictadura franquista, siendo detenido y encarcelado en un campo de concentración. Su comprometida obra literaria está ligada a la lucha por la libertad y la denuncia de la represión. En el año 1985 recibió el Premio Canarias de Literatura, en su segunda edición.
NO VALE (Habla viva, 1964)

Te digo que no vale
meter el sueño azul bajo las sábanas,
pasar de largo, no saber nada,
hacer la vista gorda a lo que pasa,
guardar la sed de estrellas bajo llave.

Te digo que no vale
que el amor pierda el habla,
que la razón se calle,
que la alegría rompa sus palabras,
que la pasión confiese: aquí no hay sangre.

Te digo que no vale
que el gris siempre se salga con la suya,
que el negro se desmande
y diga “cruz y raya” al júbilo del aire.
Vuelvo a la carga y te digo: aquí no cabe
esconder la cabeza bajo el ala,
decir “no sabía”, “estoy al margen”,
”vivo en mi torre, sólo y no sé nada”.
Te digo y te repito que no vale.

SALUDO – II (La estrella y el corazón, 1949)

Yo poeta declaro que escribir poesía
es decir el estado verdadero del hombre
es cantar la verdad es llamar por su nombre
al demonio que ejerce la maldad noche y día.

El poeta es el grito que libera la tierra
la primera montaña que divisa la aurora
la campana que toca la canción de la hora
el primer corazón que lastima la guerra.

Colocado en vanguardia sin que nunca desate
su unidad con los pueblos su visión del conjunto
el poeta es el hombre que primero está a punto
para hacerse con bríos a la mar del combate.

El poeta es el pueblo que a morir se resiste
en la súbita noche donde todo se olvida.
Donde no hay libertad no hay poeta con vida.
Ningún pájaro vuela donde el aire no existe.

Yo poeta declaro que la cólera es una
cuando hay algo que atenta contra el sol que nos guía.
Languidece el poeta si la tierra se enfría
cuando no hay corazón ni justicia ninguna.

Yo poeta declaro que en el duro camino
del tiempo el poeta se halla siempre un hermano.
Yo poeta declaro que el poeta es humano
aunque a veces nos haga presentir lo divino.




domingo, 1 de diciembre de 2013


MATASELLO DE LAS XXII JORNADAS MICOLÓGICAS DE GRAN CANARIA .
Durante la tarde del viernes 22 de noviembre tuvo lugar en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria, la imprimación del matasello conmemorativo especial concedido por Correos para las XXII Jornadas Micológicas de Gran Canaria.
Para la ocasión Correos dispuso de la habitual Oficina temporal, bien surtida de material filatélico, a cuyo cargo estuvo doña Pepa Viera Melián, Jefa de Equipo del turno de tarde de la Oficina Principal de Las Palmas de Gran Canaria y que realizó un excelente trabajo, atendiendo a todas las personas que se acercaron al Museo Elder. Como en anteriores ocasiones, también se contó con la presencia de don Juan Manuel Rodríguez López, Coordinador de los Servicios Comerciales de Correos en Canarias, que ha facilitado todos los trámites para que esta nueva iniciativa culminará con éxito.

El matasello conmemorativo, diseñado por Carlos Tavío, es el número 515 del Catálogo canario y presenta un motivo alusivo a estas Jornadas, para las que también se ha dispuesto de un Tu sello que reproduce el cartel anunciador de las mismas. Es de resaltar la excelente colaboración encontrada en todo el personal del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología, que desde el primer momento ha mostrado su total disposición para que todas estas actividades organizadas por la Sociedad Micológica de Gran Canaria llegaran a feliz término.