miércoles, 16 de octubre de 2013

Se acercan las XXII Jornadas Micológicas de Gran Canaria

Tu sello con el cartel de las XXII Jornadas Mícológicas de Gran Canaria, a celebrar del 19 al 23 de noviembre en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria.


Matasello conmemorativo especial dedicado a las XXII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, que se podrá obtener el día 22 de noviembre, de 16  a 20 horas, en la Oficina Temporal de Correos que se ubicará en la entrada del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria (Parque Santa Catalina).
Un sello de correos dedicado a Telesforo Bravo Expósito

Como parte de los actos de homenaje al geólogo Telesforo Bravo Expósito (Puerto de la Cruz, 1913-2002), en el año del centenario de su nacimiento, se solicitó a Correos un sello dedicado a dicho científico canario. En concreto el efecto postal personalizado recoge un retrato del homenajeado, con su inseparable pipa y cámara fotográfica, teniendo como fondo la imagen de la llamada Quesera de Bravo, en el norte de Lanzarote. Este singular yacimiento arqueológico, dentro del malpaís de La Corona, fue localizado por Mariano López Socas y Telesforo Bravo el 17 de febrero de 1960, y constituye una de las manifestaciones más singulares de la cultura de los antiguos habitantes de Lanzarote, los majos.
Como científico, Bravo desarrolló una importante labor investigadora, que le llevó a conocer con detalle la geografía de las islas, además de realizar importantes hallazgos paleontológicos y arqueológicos, como es este caso. Precisamente a él se debe, no solo el hallazgo, sino la primera descripción detallada e interpretación de tan original yacimiento arqueológico, con sendos artículos publicados en el Anuario del Instituto de Estudios Canarios, y en la Revista de Historia Canaria, del año 1960[1].   De esta forma, el nombre de Telesforo Bravo forma parte de la toponimia canaria, pues sirve para designar este espacio del municipio de Haría, próximo al Jameo del Agua, y en la isla de Tenerife, el sendero que lleva a la cumbre del Teide.
El desarrollo de esta iniciativa ha contado con la colaboración de su nieto, Jaime Coello Bravo, que ha facilitado el material fotográfico del amplísimo archivo recopilado por Telesforo a lo largo de su vida; del diseñador Gustavo Méndez, autor del Tu sello y de la tarjeta máxima,  así como de los servicios de Correos en Lanzarote, a propuesta del Grupo Filatélico y de Estudios de la Naturaleza de Gran Canaria Cantarela, que se ha querido sumar a las diversas actividades programadas en este aniversario.

Las “queseras”, elemento singular de la arqueología lanzaroteña.

En la pormenorizada descripción que Bravo realiza de este monumento arqueológico y del espacio que le rodea, relaciona este enclave con otro similar existente en Zonzamas. En ambos casos, se trata de una serie de canales labrados en la roca basáltica, que recuerdan vagamente a un utensilio para hacer queso, de ahí su nombre, aunque no tengan nada que ver con dicha utilidad. De hecho, aún hoy se desconoce su función práctica, relacionándose con un posible molino colectivo, atendiendo a otra similar ya desaparecida, que se descubrió en San Bartolomé; a un espacio para recoger agua o abriendo la siempre ambigua interpretación, podría tratarse de un espacio relacionado con el  mundo cultual. Don Telesforo supo valorar  este enclave arqueológico, y ya en la primera descripción realizada, destacó “la importancia de proteger este lugar en un radio que abarque todas las construcciones que parecen aborígenes y hacer un reconocimiento de todas ellas”. Sin embargo, ello no ha significado la efectiva protección de dicho espacio, que ha sufrido diversas alteraciones a lo largo de los años.





[1] BRAVO, Telesforo. “La nueva "quesera" del Jameo del Agua en la isla de Lanzarote”, Revista de Historia Canaria, nº 129-130, Univ. La Laguna, pp. 94-98; Sobre una nueva ‘quesera”. Estudios Canarios. Anuario del I.E.C., 1960, pp. 17-18.