viernes, 19 de diciembre de 2014


Las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, previstas para el 29 y 30 de noviembre en la Finca de Osorio, afectadas por el temporal que azotó Canarias.
Este año 2014, las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, sufrieron también las consecuencias de la borrasca que afectó al archipiélago canario a finales de noviembre. La alerta decretada por la autoridades autonómicas, determinó que el Cabildo de Gran Canaria, propietario de la Finca de Osorio, decidiera suspender todas las actividades programadas en este espacio durante el fin de semana del 29 y 30 de noviembre.
Aun así, se recolectaron setas, que en general se mostraban enchumbadas por la gran cantidad de agua caída durante dicha semana, y al menos se pudo acudir a la Oficina de Correos de Teror, en el número 4 de la calle Santa María, del casco de la villa, a obtener el matasello conmemorativo especial diseñado al efecto. Centenares de solicitudes han ido llegando a estas dependencias postales, tanto de las islas, como de fuera del Archipiélago, muestra del interés que despiertan estas iniciativas. También estuvo presente en la oficina terorense la diseñadora del cartel de las Jornadas y del matasello conmemorativo, Palma Christian Martínez, que quedó muy satisfecha del resultado final de su propuesta.
La obliteración de los distintos efectos, quedó en esta ocasión de manos del funcionario de Correos D. Abelardo García Travieso, que desarrolló su trabajo con maestría y una excelente disposición. En este sentido, es de destacar la excelente colaboración que hemos encontrado en el personal de esta oficina, siempre dispuestos a facilitar las cosas y atender nuestras solicitudes. Algo que en general, encontramos en los diferentes departamentos de este servicio público que es Correos, y que la ola neoliberal de la carroñera gaviota, también quiere privatizar. En este sentido, vaya todo nuestro apoyo al personal de Correos, para que este servicio que es de todos, siga siendo público y no un privado negocio, para cuatro amiguetes, de lo que tenemos sobrados ejemplos.

En cuanto a las Jornadas, lástima que el “mal tiempo”, que en no pocas ocasiones hayamos reclamado para que aparezcan las setas, alterara sensiblemente la programación prevista, restándole brillantez o sencillamente impidiendo el desarrollo de las diversas actividades. En los aspectos relativos a la promoción, es de agradecer a Canarias 7 la publicación de un amplio reportaje en su edición del miércoles 26 de noviembre, en tanto que distintos miembros de la Sociedad Micológica de Gran Canaria y del Grupo Filatélico y de Estudios de la Naturaleza de Gran Canaria Cantarela, atendieron las llamadas de diversas radios. 













UN ENCUENTRO CON EL MUNDO DE LAS SETAS.
- La Finca de Osorio acoge las Jornadas Micológicas de Gran Canaria.
R. Naranjo
Un año más, la Finca de Osorio, en Teror,  será el lugar donde podremos acercarnos al mundo de las setas, a través de las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, a celebrar entre el sábado 29 y el domingo 30 de noviembre,  y que organiza la Sociedad Micológica de Gran Canaria, con la colaboración, entre otras instituciones  y colectivos, del Cabildo Insular.
Entre las diversas actividades que se reunirán en este encuentro, destaca la ya tradicional exposición de setas, recolectadas a lo largo de toda la isla. Precisamente las precipitaciones que vienen acompañado este otoño,  han favorecido su presencia, lo que permite aventurar que serán abundantes las que se puedan contemplar en esta muestra.
La Finca de Osorio, dentro del Parque Rural de Doramas, es un espacio de gran valor natural, que alberga una importante biodiversidad, particularmente relevante en el campo de la micología. De los trabajos de investigación desarrollados en este lugar por el biólogo Vicente Escobio, se ha podido determinar la existencia de casi dos centenares de especies diferentes de hongos. Estas peculiares características lo hacen el espacio idóneo para el desarrollo de estas Jornadas, que reúnen la investigación científica y la divulgación.  
Amplia actividad investigadora.
Pero el territorio donde desarrolla su labor  la Sociedad Micológica de Gran Canaria, no se reduce a esta zona, ni tampoco a la isla redonda. En los últimos años se han venido desplegando trabajos de investigación, en colaboración con otras Sociedades y personas de dentro y fuera del Archipiélago. De hecho, esta labor investigadora ha supuesto añadir más de 300 especies, no citadas hasta la fecha, al catálogo de hongos de Canarias. Según afirma el presidente de esta Sociedad, el biólogo Vicente Escobio, solo para la isla de El Hierro se han citado 130 nuevas especies de hongos y en Gran Canaria 108.
De relevante interés ha sido el trabajo desarrollado en torno a los hongos hipogeos, dando lugar al descubrimiento de nuevas especies para la ciencia, en algunos casos, endémicas del Archipiélago, como Terfezia canariensis.  Conocidas también como “trufas del desierto”, en Canarias reciben diversos nombres según la isla (criadas, papas crías, nacidas, …),e incluyen distintos géneros y especies hipogeas, que se desarrollan simbióticamente en las raíces de algunas plantas, con una amplia representación en zonas áridas y semiáridas del Mediterráneo, África y Asia.


MATASELLO CONMEMORATIVO CON OCASIÓN DE LAS XXIII JORNADAS MICOLÓGICAS DE GRAN CANARIA.
Las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, contarán un año más con un matasello conmemorativo especial, como ha sucedido en ediciones anteriores. En esta ocasión el motivo del matasello es la lograda reproducción de una imagen microscópica de una espora del hongo Terfezia spp., obra de la ilustradora científica Palma Edith Christian Martínez. También es suyo el diseño del cartel de estas Jornadas, que servirá para el sello personalizado, Tu sello, que acompañará a este matasello. La Oficina Temporal de Correos se establecerá en la Casa de la Finca de Osorio,  el sábado 29 de noviembre, de 10 a 13 horas.
Dentro del programa de las Jornadas se incluye una pequeña exposición que muestra Las setas en la filatelia, como forma de divulgación. En este sentido, ha jugado  un papel significado la filatelia, con la solicitud de cuatro matasellos conmemorativos especiales, así como de diferentes sellos personalizados, que han contribuido al conocimiento y difusión de la micología. Ilustradores y artistas como Manolo Cardona, Pepe Dámaso, Suso Morgan o Gustavo Méndez, han prestado su colaboración desinteresada a lo largo de estos años. Por su parte, Correos presta toda su cooperación para que la Oficina temporal funcione de forma puntual y eficiente, atendiendo a los numerosos visitantes que acuden a este rincón verde de la villa de Teror. A destacar, que en la práctica y por desgracia para los amantes de los sellos, esta es la única actividad filatélica al público que se celebra en la isla y la provincia, puesto que en los últimos años, no ha habido más solicitudes de matasellos conmemorativos especiales o exposiciones, que las realizadas por el Grupo Filatélico y de Estudios de la Naturaleza de Gran Canaria Cantarela.

El cartel de las Jornadas, una pequeña obra de arte.
El cartel de las Jornadas Micológicas es obra de la ilustradora científica Palma Christian y presenta precisamente uno de los hallazgos científicos de la Sociedad Micológica de Gran Canaria: la nueva especie Terfezia canariensis, mostrando el “regaño”, es decir el pequeño abultamiento que aparece en la tierra, sobre este hongo hipogeo, y se acompaña de la planta a la que aparece asociada, el turmero (Helianthemum canariensis).   


 
En su número de noviembre, El Eco Filatélico y Numismático ha dedicado un espacio para dar una reseña de las XXIII Jornadas Micológicas de Gran Canaria, en su vertiente filatélica.